En la Grecia antigua Platón describió el amor como una tendencia a completarse con el otro: el ser humano estaría incompleto y en la unión con el otro alcanzaría su completud.

El saber popular ha recogido esa propuesta con la frase de «encontrar la media naranja». Platón hacía más hincapié en el amor espiritual, la belleza y la bondad, que en el corporal o puramente sexual y, por ello, a este tipo de amor se le ha llamado «amor platónico»,en el cual queda excluida la sexualidad. Este tipo de amor se da frecuentemente en la adolescencia y está asociado a la dificultad de abordar las relaciones sexuales, aunque un componente de este tipo de amor se da en las relaciones de amistad. Pero para establecer una relación de pareja estable hace falta incluir un amor que no excluya lo sexual.

A partir del siglo X, se habla de un amor en el que se incluye la sexualidad: se llamará amor romántico y alcanzará su apogeo en el siglo XIX. Pero estas categorizaciones eran bastante simplistas y es en el siglo XX cuando se comienzan a desarrollar teoría que intentan explicar qué fenómentos están implicados en el proceso de amar.

AMOR-MALAGA

El AMOR… un poco de historia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.